Asesoramiento Dermocosmetico ¿qué es y para qué sirve?

En la actualidad, el mundo de la cosmética está en auténtico crecimiento, en el último año ha crecido un 7.8%, convirtiéndose España en líder internacional: está en el Top 10 exportador mundial de productos de belleza y 2º de perfumes. Las exportaciones del sector alcanzaron, en 2021, los 5.384 MM de euros, lo que las sitúa por encima de sectores tan emblemáticos como el vino, el calzado y el aceite de oliva.

Siendo así, según un estudio realizado en stanpa, una persona utiliza de 7 a 9 productos de sector cosmético a diario, un total de 28 productos al año con un gasto de 166€ .

 Todo ello se ha visto incrementado en el sector de la categoría de perfume un +24.4%, un +22.1% en la categoría de cosmética de color, -8.5% de crecimiento de la categoría higiene y aseo, 3.57% de crecimiento en la categoría cuidado del cabello y por último 11.71% de crecimiento en la categoría cuidado de la piel.

Observando este crecimiento, te hace pensar que por fin comenzamos a cuidar de nuestro cuerpo. Contamos con mucha información sobre los productos cosméticos existentes en el mercado, rutinas a realizar etcétera. Todo ello se puede acceder a través de las redes sociales, los anuncios de televisión, revistas, influencer hablando sobre productos (con esto puede hacerte utilizar un cosmético de gran valor y no ver resultado en tú piel) el boca a boca entre ciudadanos, el resultado final puede ser algo no deseado, debido a que no existen dos pieles iguales aunque ambas tengan el mismo problema. Cada piel está sometida a situaciones distintas en su día a día que influyen es sus necesidades.

 

Algunos ejemplos serían los siguientes:

Lugar de trabajo y residencia

– Ocio

Práctica de deporte

– Problema de salud

 

Para ayudar a todas las personas a elegir su rutina de belleza, ha nacido el servicio de asesoramiento dermocosmético en la oficina de farmacia.

 

Es un servicio que ayuda al cliente cuidar su piel desde una recomendación personalizada, con seguimiento mensual, trimestral o anual, dependiendo de las características necesaria del cliente.

Sin embargo, ¿Qué es lo que hace que este servicio sea tan benefactor para la piel del cliente y así se diferencie del servicio que te pueden prestar en una perfumería al comprar algún producto cosmético?

Pues allá voy a contártelo ahora mismo.

Partimos de la base para que tú lo sepas, para estar al día en la dermofarmacia este campo te obliga a estar en constante formación para de esa forma adquirir conocimientos específicos, conocer las últimas novedades, todo ello imprescindible para dar un buen asesoramiento dermocosmético y resolver todas las dudas que surjan.

 

En este servicio puedes contar con la evaluación del estado de la piel, la evaluación del estado del cabello.

 

La consulta se iniciará con una entrevista para conocer las necesidades del cliente y el entorno donde se mueve, y así valor cada paciente de la forma más personal posible.

 

En el siguiente paso se procederá a la medición del estado de la piel, utilizando diferentes utensilios, los más usuales son la microcaya MDS 1000, la linterna del móvil. (te escribiré un post para que sepas los medidores de la piel cuales son los más comunes).

 

Tras el resultado de la piel, se elabora un protocolo cosmético incluyendo las necesidades del cliente. Se le explica y se resuelven las dudas que surjan.

 

También, se le explicará cómo aplicar cada producto y su orden, todo ello escrito en un informe mandado por correo electrónico o dándoselo en mano en el mismo momento, de esa forma se podrá sacar el mayor beneficio posible.

Por último, se le dará una nueva cita para valorar la rutina, como la va acoplando al día a día, trabajo en casa, y así ver si necesitas algún cambio si fuera necesario.

 

 

Gracias a todo ello, se consigue sacar el mejor funcionamiento al producto que estés utilizando y no gastar en balde, ya que vas a utilizar lo que realmente necesites.

 

 

El coste de servicio puede variar entre 20-60 € dependiendo de las necesidades de cada cliente.

 

Otro dato interesante a saber, es cuando alguien tiene un tratamiento asesorado por un dermatólogo, ese tratamiento no se le modificará, simplemente se le complementará si se observa alguna necesidad sin cubrir.

 

 

Como has leído es un servicio bastante completo para conocer y cuidar tu piel de la forma más personalizada posible, lo mejor de todo si te lo realizan en tu farmacia de confianza podrás preguntar las dudas que te surjan en cualquier momento, tan solo tienes que pasarte por allí.