ACEITES ESENCIALES Y CÁNCER, TRATAMIENTO COMPLEMENTARIO

En este artículo hablo de los beneficios de la aromaterapia como terapia complementaria utilizada para pacientes oncológicos y en cuidados paleatiavos, principalmente para mejorar la calidad de vida y reducir el trastorno psicológico.

Primeramente, me he documentado antes de escribir este artículo, he leído varios estudios, una de ellos elaborado en el Peter MacCallum Cancer Institute de Australia, la tesis que realizo la Farmaceutica Melody Autard que se llama “Place et intérêtde l’aromathérapieen cancérologie”, también desde NIH instituto nacional del cáncer.

 

En Francia la Dra. Anne-Marie Giraud patento en 2001 una fórmula basada en tres aceites esenciales, lleva ya más de 20 años tratando a sus pacientes con esta fórmula, ella va variando las concentraciones dependiendo de lo que sea necesario en cada caso. Ella ha escrito un libro en el cual explica la síntesis de trabajo sobre los mecanismos de carcinogénesis, ADN y los diversos tratamientos convencionales, alopáticos, complementarios y alternativos, el libro se llama Huilesessentielleset cáncer.

 

Antes de comenzar a explicar los beneficios de la aromaterapia en pacientes oncológicos se debe saber que todo ello debe ser supervisado por un oncólogo.

 

¿Qué es la aromaterapia?

Es una terapia natural, derivada de la fitoterapia, basa su efectividad en la aplicación de aceites esenciales puros, diluidos en una sustancia conocida como portadora, base o vehiculizante, a menudo, complementan a otros tratamientos convencionales, como será la medicina complementaria y alternativa.

 

La aromaterapia retorna el equilibrio físico, emocional y espiritual de la persona, aprovechando los beneficios que producen los principios activos de los aceites esenciales aplicados a través de la piel o el olfato.

 

Los aceites esenciales se componen de una gran variedad de productos químicos como son los metabolitos que se encuentran en varias plantas. Entre los componentes químicos principales de los aceites esenciales están los monoterpenos, los ésteres, los aldehídos, las cetonas, los alcoholes, los fenoles y los óxidos, que son volátiles y a veces producen olores característicos.

 

Los aceites esenciales cada uno contiene diferentes características terapeutas y la fragancia también varía dependiendo de sus características. Se resalta la característica que los AE en su composición química es distinta a la de los aceites que se consumen en alimentos.

 

La aromaterapia se utiliza para gran variedad de síntomas y afecciones. Los olores tienen efectos en el encéfalo humano como sería el estado de ánimo, alerta y la autopercepción de la salud.

La aromaterapia se administra mediante:

  1. Inhalación indirecta: el paciente aspira un aceite esencial mediante el uso de un difusor, que sirve para dispersar el aceite esencial por el aire, o aplicando gotas sobre un tejido o un trozo de algodón en un lugar cercano.
  2. Inhalación directa: el paciente aspira un aceite esencial mediante el uso de un inhalador individual con gotas de aceite esencial que flotan sobre agua caliente.
  3. Masaje: masaje de aromaterapia de la piel con uno o más aceites esenciales que se diluyen en un aceite portador.

Los aceites esenciales también se mezclan con sales de baño y lociones, o se aplican en vendajes.

 

En estudios de laboratorio y estudios con animales se observó que ciertos aceites esenciales tienen propiedades antibacterianas, antivíricas, antifúngicas, efectos calmantes, o energizantes.

En las investigaciones sobre aromaterapia para pacientes de cáncer, se estudiaron principalmente los efectos de los aceites esenciales en otras afecciones y aspectos relacionados con la calidad de vida como los síntomas relacionados con el cáncer, la tensión, la ansiedad, las náuseas y los vómitos. No hay estudios que traten sobre la aromaterapia como tratamiento para el cáncer.

La quimioterapia produce una variedad de efectos secundarios y los pacientes buscan tratamientos complementarios que los reduzcan sin que interfieran en la acción terapéutica, una de ellas es la aromaterapia y entre ellos vamos a citar los aceites que más se utilizan y para que se pueden usar.

 

Náuseas y vómitos se pueden utilizar:

  • Limón (Citrus Limonum). Además de mejorar la náuseas y vómitos, reduce la perdida de concentración, la fatiga mental y el dolor. Su acción antibacteriana y antiviral también minimiza el riesgo de infección. Su aroma es muy agradable y su precio asequible. Se debe evitar su aplicación en zonas expuestas al sol.
  • Manzanilla Dulce (Chamaemelum nobile) a parte de aliviar las náuseas y vómitos por hiperactividad digestiva, ayuda a mejorar el dolor, la ansiedad, el choque emocional y el insomnio.
  • Menta Piperita (Mentha x piperita) mejora las náuseas, vómitos y flatulencias por indigestión, regula la hipotensión arterial y reduce el cansancio y vértigos. Su aroma es un poco fuerte. No se debe de utilizar en menores de 6 años.

 

Bajada de defensa

Es uno de los efectos secundario más temido tanto por los médicos como por los pacientes, pues si tiene los leucocitos demasiado baja puede impedir que se sigua realizando el tratamiento.

El aceite que se utiliza es la ravintsara (Cinnamomum camphora qt cineol) es un inmonoestimulante con efectos antibacterianos y antiviral. Ayuda al cansancio nervioso y físico profundo.

 

Cansancio

  • Abeto negro (Picea mariana) para el cansancio físico.
  • Laurel noble (laurus nobilis) para el cansancio mental.

 

Calambres

  • Lavandin super (lavándula x burnatii clone super) + albahaca exótica (ocimum basilicum ssp basilicum) + Ylang Ylang (Cananga odorata).

 

Depresión

  • Mandarina (Citrus reticulata) + Ylang Ylang (Cananga odorata) + Manzanilla noble (Chamaemelum nobile).

 

Diarrea

  • Arbol del té (Malaleuca alternifolia) + Palmarosa (Cymbopogon martinii var motia) + Estragón (Artemisia dracunculus). Se aplica en masajes.

 

Estreñimiento Palo de Ho (Cinnamomun camphora) + Estragon (Artemisia dracunculus) + Ylang Ylang (Cananga odorata

Todo ellos se aplican mediante masajes, siempre bajo supervisión médica, ya sea de enfermeros o personas formadas con grandes conocimientos sobre la aromaterapia.

 

Se debe de tener en cuenta la respuesta alérgicas e irritación en la piel cuando los aceites esenciales están en contacto con la piel por mucho tiempo. Tal vez se produzca sensibilidad al sol cuando se aplican aceites esenciales cítricos o de otro tipo sobre la piel antes de estar al sol.

 

En conclusión, el tratamiento de aromaterapia ha aparecido como una vía terapéutica ecológica, sostenibles y benigna para facilitar la vida de los pacientes oncológicos.